baking

Baking, método para conseguir una piel perfecta

En artículos anteriores hemos hablado sobre técnicas de maquillaje como el Contouring o el Strobing, que sirven para hacer sombras y luces en el rostro respectivamente, aportándoles mucha más dimensión y coultando ciertas imprefecciones, a la vez que se resaltan los rasgos más atractivos de nuestra cara. Hoy te voy a mostrar otro método muy sencillo que se ha puesto de moda y es ideal para lucir una piel súper fina e inmaculada, además de disimular los poros abiertos o las líneas de expresión. Se trata del Baking y te vas a sorprender de lo sencillo que es llevarlo a cabo en casa con pocos productos.

¿Qué es el Baking?

Es una técnica que nos viene ideal para lucir una cara joven y libre de imperfecciones por un tiempo más prolongado. Baking es inglés quiere decir “horneando” y es que efectivamente, lo que hacemos aquí es “hornear” el rostro o más “enharinarlo”, ya que el cosmético que utilizaremos en este caso, son los conocidos polvos sueltos que empleamos para sellar el maquillaje.

Muchos maquilladores profesionales y vloggers de belleza recomiendan el Baking para ocasiones especiales, ya que si bien se usa demasiado polvo, el acabado que deja es ideal para fotografías o eventos en los que necesitas permanecer perfecta por una cantidad prolongada de horas.

¿Para quienes está recomendado el Baking?

Este maquillaje es bueno para prácticamente todos los tipos de piel, ya que al usar solamente polvo, no tiene hay mucho problema si eres propensa a problemas como el acné o la acumulación de grasa, en tanto utilices productos de calidad. Quienes tienen un cutis seco pueden recurrir a hidratarse con una crema o serúm especial antes de llevarla a cabo.

La edad tampoco es una gran restricción para utilizarla pues de hecho, es una técnica que le puede ir muy bien a pieles maduras o que están entrando en la treintena, por el aspecto rejuvenecedor que les da.

¿Cómo se lleva a cabo el Baking?

Lo primero que tenemos que hacer es conseguir tres cosas indispensables:

  • Polvos sueltos. Lo mejor es que sean traslucidos, pues capturan mejor la luz y ocultan las imperfecciones de la piel de una manera muy natural, además de que en general se adaptan fácilmente a todos los tonos de tez.
  • Polvos del color de tu piel o aproximado. Son muy útiles en el último paso del Baking para emparejar el tono de tu cara y darle ese aspecto natural que estamos buscando.
  • Una brocha para el rostro. Debe tener las cerdas suaves y con un movimiento fluido, pues la usaremos al final para remover todos los rastros de polvo tráslucido.
  • Una esponja. Te vendrá bien para aplicar los polvos. En otro post anterior te hablé acerca de la Beauty Blender, la cual recomiendo para este tipo de técnica. También puedes usar una imitación o una convencional.

Ya que lo tienes todo listo, es momento de seguir los pasos a continuación:

  1. Aplica tu base de maquillaje o BB Cream de la manera habitual por todo tu rostro y haz las correcciones necesarias en las imperfecciones que puedas tener.
  2. Enseguida, vas a tomar un corrector líquido o cremoso y lo vas a aplicar debajo de las ojeras, ya que esta área es una de las principales que queremos dismular.
  3. Ahora, toma la esponja y humedécela un poco. Debes hacerlo para agarrar mejor los polvos. Hazlo y aplica una generosa cantidad en las ojeras, el centro de la frente y el mentón o los laterales de la mandíbula (depende de lo que quieras resaltar más).
  4. Deja los polvos encima de la piel por diez minutos y mientras tanto, puedes ir maquillándote los ojos y el resto de la cara. La idea aquí es que la mayor cantidad posible de polvo se impregne en el cutis, para darle un efecto más fino y luminoso.
  5. Una vez que haya pasado este tiempo, toma la brocha y agarra polvos de tu mismo tono de piel. Vélos aplicando en las zonas con polvo tráslucido, haciendo como que barres este último a la vez que emparejas el color de tu piel. Difuminálo todo suavemente.

¡Y listo! Estos son los pasos que debes seguir para hacer un buen Baking. Es sencillo y no te demoras tanto.

En caso de que necesites algo más que una explicación, te dejo este útil videotutorial de Ginny Barroteran, en donde nos muestra paso a paso el método que ella sigue para hornear su rostro, así como algunos de los productos que utiliza. Verla en acción te permitirá apreciar mejor como debes mover la brocha y cuanta cantidad de producto debes aplicarte.

¿Cómo esta técnica? ¿Ya la conocías? ¿Te animas a intentarla o prefieres tu rutina de maquillaje de siempre?

About the author

Canal Femenino

En Canal Femenino compartimos tendencias, ideas y opiniones acerca de todos los temas que nos encantan a nosotras las mujeres. Esperamos que disfrutes estar en este espacio, así como de hacerlo crecer día con día. :)

View all posts

Deja un comentario