corregir

Todo lo que debes saber para corregir tu rostro

Los correctores son uno de los productos básicos que toda chica amante del maquillaje debe tener en su neceser, aunque no siempre estamos conscientes de todo lo que hay que saber acerca de ellos. Por ejemplo, ¿sabías que tienen más funciones además de corregir imperfecciones? ¿Tienes idea de cuáles deberías evitar a toda costa por el bien de tu piel? ¿Conoces la técnica ideal para aplicarlos? Esto y muchas cosas más te mostraré el día de hoy, con este artículo que puedes considerar como tu “Guía para corregir la cara de manera impecable”. Comencemos.

Los colores del corrector

corregir2

Cuando vamos a una tienda de belleza, nos encontraremos con distintos colores de corrector que van desde el amarillo hasta el violeta. Todos ellos tienen diferentes propósitos y suelen funcionar muy bien, sin embargo, una no está para comprar tantos productos. Primero que nada, porque es seguro que casi todas tenemos que cuidar de nuestro bolsillo y segundo, porque luego puede fastidiar un poco pensar en como usar cada color y hasta acabar comprando tonos que ni siquiera usamos.

Por lo tanto, yo personalmente te sugiero que siempre tengas solamente dos colores de corrector a la mano: Uno verde y uno nude, o bien parecido a tu tono de piel. Con ambos tienes todo lo que necesitas para darle una apariencia inmaculada a tu cutis y se usan de esta manera.

  • El verde para las zonas enrojecidas. De repente tenemos inflamaciones por culpa de los brotes o ciertas áreas que tienen a ponerse rojas por el sol, o a causa del acné. La tonalidad verde es opuesta el rojo y por ello es buenísima para combatir esta clase de imperfección.
  • El nude para ojeras, marcas violáceas o cualquier otro desperfecto. Es muy sencillo y natural utilizar un producto que sea igual o bien parecido al tono de tu tez.

Las funciones del corrector

corregir3

La mayoría de las chicas se limitan a usar sus correctores para tapar ojeras o brotes en el rostro, sin aprovechar otros usos que las maquillistas profesionales recomiendan.

  • Dale definición a tus cejas. Basta con aplicar un poco de producto en los bordes y difuminarlos para darle una apariencia más lisa a la piel en esa zona. Esto hará que tus cejas se destaquen mucho más.
  • Corrige un labial mal aplicado. ¿Te acabas de pintar los labios y notas que te saliste del borde? Simplemente tapa el error con una pizca de corrector para no tener que desmaquillar.
  • Úsalo como iluminador. Si compraste un corrector que resultó ser más claro que el tono de tu piel, siempre puedes emplearlo para iluminar puntos clave del rostro, en lugar de devolverlo.
  • También sirve para contornear. Lo mismo aplica si quieres oscurecer ciertas áreas de tu rostro. Puedes usar un tono café en lugar de recurrir a los polvos bronceadores.
  • Oculta imperfecciones en otras partes de tu cuerpo. Además de usarse en el rostro, puedes emplearlo para tapar rojeces o marcas en el cuello y el escote, venitas en las piernas o hasta alguna cicatriz o tatuaje.

El corrector tiene mucho potencial, pero no todas saben como aprovecharlo.

¿Cuál es la manera apropiada de aplicar el corrector?

Para aplicar el corrector puedes usar un pincel delgado o tus dedos, aunque la primera opción suele ser mejor, porque te ayuda a llegar a los rincones más difíciles (como los laterales de la nariz) y a controlar mejor la cantidad que colocas. También depende mucho del formato de producto que hayas elegido.

  • Los lápices son idóneos por su precisión. Solo requieren colorear la imperfección y difuminar con una brocha o con los dedos.
  • Los tarros de corrector son mejor para aplicar con pincel. Principalmente porque no queremos tomar más maquillaje del necesario.
  • Los correctores en formato de gloss también hay que difuminarlos. Suelen ser más líquidos y concentrados.

En este vídeo, el maquillador profesional Luis Casco nos da algunos consejos para elegir y aplicar los correctores, además de mostrarnos la técnica adecuada para aplicarlo en la cara.

¿Qué tipo de correctores conviene evitar?

corregir4

Llegados a este punto, se puede decir que ya te has enterado de todos los tips para usar bien tus correctores. No obstante, hay un punto importante que debes recordar si quieres mantener tu piel limpia y sana, y es que deberías evitar a toda costa los productos con aceite.

Busca un corrector que sea 100% free-oil y estarás evitando un problema para tu cutis, sobretodo en las épocas más calurosas del año. Los maquillajes con aceites pueden favorecer la producción de acné y de sebo especialmente en la zona T. Por otra parte, debes fijarte muy bien en tu tipo de piel para elegir un cosmético adecuado.

  • Los correctores líquidos o en polvo van bien para las pieles grasas. O también para las del tipo mixto, que tienden a acumular grasa en algunas zonas específicas.
  • Los correctores cremosos o líquidos son buenos para las pieles secas. Si sufres de resequedad en la cara, bien puedes emplear un corrector consistente y no en polvo.

Ojalá que este pequeño artículo te haya ayudado a descubrir que es lo que debes y no debes hacer cuando del corrector se trata. Cuéntame si tú tienes algún truco extra para sacarle el máximo provecho a este producto. :)

About the author

Eve

Soy una chica mexicana apasionada por el mundo de la cosmética, la moda y todo lo que tenga que ver con lifestyle, organización y decoración.

Amante del buen cine, la lectura, la escritura, los gatos y la música rock y de décadas pasadas.

En Canal Femenino estaré compartiendo tendencias, ideas y opiniones acerca de todos estos temas que nos encantan a nosotras las mujeres. Espero que disfrutes estar en este espacio, tanto como yo disfruto de hacerlo crecer día con día. :)

View all posts

Deja un comentario